Revista Quinchamalí

Revista de literatura Chile

Las Ilusiones Perdidas III

Sinopsis del Libro

Libro Las Ilusiones Perdidas III

Al día siguiente, Lucien hizo visar su pasaporte, se compró un bastón de acebo y tomó en la plaza de la rue d’Enfer una silla volante que, por diez sueldos, le dejó en Longjumeau. En la primera etapa, hizo noche en el establo de una granja a dos leguas de Arpajon. Cuando hubo llegado a Orleáns, se sentía ya muy fatigado, pero por tres francos un barquero le llevó hasta Tours y durante el trayecto únicamente gastó dos francos en la comida. De Tours a Poitiers, Lucien anduvo durante cinco días. Cuando hubo dejado bastante atrás Poitiers, no tenía en el bolsillo más que cien sueldos, pero hizo acopio de fuerzas para continuar su camino. Un día que Lucien, sorprendido por la noche en una llanura, decidió vivaquear en ella, vio al fondo de un barranco una calesa que subía por una pendiente. Sin ser visto por el postillón, los viajeros y un criado instalado en el pescante, pudo acurrucarse en la trasera entre dos bultos y se durmió acomodándose lo mejor posible para poder resistir el traqueteo. Por la mañana, despertado por el sol que hería sus ojos y por un ruido de voces, reconoció Mansle, la pequeña ciudad en la que, dieciocho meses antes, había ido a esperar a madame de Bargeton con el corazón lleno de amor, esperanza y alegría. Viéndose cubierto de polvo y en medio de un corro de curiosos y de postillones, comprendió que debían de acusarle de algo; se puso en pie de un salto e iba a decir algo cuando dos viajeros que salieron de la calesa se lo impidieron: vio al nuevo prefecto del Charente, el conde Sixte du Châtelet, y a su esposa, Louise de Nègrepelisse.

Ficha del Libro

Titulo Alternativo : Los Sufrimientos del Inventor

Total de páginas 120

Autor:

Categoría:

Formatos Disponibles:

MOBI, EPUB, PDF

Descargar Libro

Valoración

Popular

5.0

83 Valoraciones Totales


Más obras de Honoré De Balzac

Las ilusiones perdidas II

Libro Las ilusiones perdidas II

El personaje principal de la novela, Lucien Chardon, trabaja como periodista, y su amigo David Séchard es impresor. Ambas eran profesiones con las que el propio Balzac tenía experiencia. Balzac había comenzado un negocio de impresión en París en 1826. Se declaró en quiebra en 1828. Sus experiencias influyeron en su descripción de la vida laboral de David Séchard. Había comprado el periódico La Chronique de Paris en 1836 y fundó La Revue Parisienne en 1840. Ambas empresas comerciales fracasaron. Algunas de sus novelas habían sido publicadas en serie en los periódicos, aunque a...

La muchacha de los ojos de oro

Libro La muchacha de los ojos de oro

Novela corta presidida por el misterio, los comportamientos extremos y un toque orientalista, casi anticipando la moda decadentista que arrasaría en Francia a finales del siglo XIX. Una historia fabulosa y romántica, llena de secretos y contubernios, con un análisis social de los círculos del poder de la sociedad parisina y con inspiradas observaciones sobre el amor y sus diversas fases.

Libros similares de Ficción

Nada es cierto

Libro Nada es cierto

Virginia Sentmenat, matriarca de una poderosa familia catalana del cava, le encarga a Lucas Rozman, expolicía y detective privado, que investigue del robo de un antiguo y valioso collar. Las sospechas recaen en Hugo, socorrista en una playa de Sitges recientemente desaparecido y novio de Susana, la hija pequeña de los Sentmenat. Esta le suplica a Lucas que lleve el caso, ya que sospecha que algo horrible le ha podido suceder a Hugo. Finalmente Lucas acepta, a pesar de intuir que esta investigación le traerá grandes problemas. Con la ayuda de Leonor, su madre, y de Robert Cinderella...

Mi Mejor Verso

Libro Mi Mejor Verso

"Hasta cuándo podrá resistirse Sofía a los deseos más íntimos y salvajes que Kilam despierta en ella?"--Page 4 of cover.

El tesoro es tenerte

Libro El tesoro es tenerte

Al no haber tenido la oportunidad de convivir con sus abuelos varones. LourdesMaria comparte un encuentro que hubiera podido suceder entre un abuelo y su amada nieta. Dejando asi un legado, aconsejando, reflexionando y mostrando un mejor camino a los suyos propios.

Jefe a regañadientes

Libro Jefe a regañadientes

De musa... a esposa. Embarazada y sola, a Laura Beth solo le quedaba la opción de trabajar para el brillante artista Antonio Bartulocci. Era increíblemente atractivo... ¡y un jefe muy difícil! Antonio no había podido volver a pintar desde la muerte de su esposa. Pero, inesperadamente, cautivado por la inocente belleza de su nueva empleada, pensó que quizás hubiera encontrado a la mujer que podría devolverle la inspiración que creía perdida para siempre. Era un milagro que le decía que todavía tenía cosas hermosas por las que vivir.

Libros Destacados



Últimas Búsquedas